La Costa Riojana
La Costa Riojana, Argentina
Atractiva vía del circuito Valles y Montañas, la Costa Riojana se extiende sobre el faldeo este de la Sierra de Velazco, en el Departamento Castro Barros, compuesta por pequeños poblados apenas distanciados entre sí y asimilados por espléndidos campos frutales, marcos naturales deslumbrantes, infraestructura sencilla y antiquísimas iglesias.
La Costa Riojana constituye un paseo sumamente diferente. Caracterizado por una paz imperturbable, un profundo silencio y un singular microclima que invita a disfrutar de la vida en contacto con la naturaleza mientras los más audaces se disponen a practicar variadas opciones de turismo aventura.
Comenzando este itinerario desde La Rioja Capital, la localidad de Sanagasta se hará presente para luego sí dar lugar a los demás destinos de la costa.

Sanagasta – La Rioja
A 30 kilómetros de La Rioja Capital
Serena, espiritual y encantadora, Villa Sanagasta se sitúa a escasa distancia hacia el noroeste de la ciudad capital de La Rioja integrando el circuito verde de los valles y montañas. Paisajes incomparables, camping y balnearios, espacios recreativos, y una sucesión de viñedos y bodegas típicas, este paraje constituye un importante destino de la provincia en cuanto a turismo y desarrollo.
Valle enmarcado por la Sierra del Velasco, cuenta con un microclima especial convirtiéndose así en un oasis para el descanso, la reflexión y el entretenimiento. Ideal para vivir el verano en sus magníficas áreas al aire libre, disfrutando del sol, el agua y la más pura naturaleza, invita además a degustar exquisitos vinos pateros y a divertirse en el tradicional Festival Chayero.
El primer atractivo aparece ya en el ingreso a Sanagasta, donde un moderno túnel excavado en plena montaña y extendido entre la villa y La Rioja Capital, asombra al viajero por su misma estructura, dando paso en su salida a la majestuosidad del lago artificial formado por el embalse de las aguas del Río Los Sauces. Curiosos parajes conocidos en la zona como Pollera de la Gitana y Bosquecillo, surgen apenas superadas las bellezas anteriores, cautivando principalmente a los apasionados por el enduro/cross.
Llamativas iglesias, exposiciones artesanales, centros culturales, conforman circuitos de distinguido nivel en Villa Sanagasta. En tanto, sus imponentes quebradas atrapan las miradas y las sensaciones conduciendo hacia la aventura; y el Balneario Municipal y los numerosos campings de las cercanías aseguran momentos satisfactorios e inolvidables. El Parque Geológico, sus nidos y huevos de dinosaurios, y sus plantas fosilizadas del Cretáceo; la fascinante Cuesta de Huaco, y la localidad homónima plena de atractivos; completan la compleja propuesta de Villa Sanagasta, tornándola aún más irresistible.

Sanagasta, La Rioja
Las Peñas - La Rioja
A 55 kilómetros de La Rioja Capital
Extremo sur de este magnífico camino, el silencioso pueblito de Las Peñas ostenta a penas algunas casitas construidas sobre enormes peñones de granito y emplazadas en derredor a la plaza y la iglesia que congrega a los lugareños.
La zona supo basar su economía en la producción de cal, actividad que ha dejado erigidos como reliquia del pasado los hornos que se usaban a principios del Siglo XX.
Se ubica a 55 Kilómetros de La Rioja Capital tentando a lanzarse por este circuito de encanto desconocido.

Agua Blanca - La Rioja
A 69 kilómetros de La Rioja Capital y a 40 de Sanagasta
Con sus calles de tierra y sus casas de adobe rodeadas por plantaciones y mucho verde, el pueblo de Agua Blanca persiste en su semejanza con los asentamientos típicos de esta región de La Rioja.
Entre sus atractivos irresistibles es válido destacar los deliciosos vinos pateros y dulces caseros fabricados en la mayoría de las casas de familia; la capilla de San Isidro Labrador; y el Bosquecillo, un paraje que ostenta engreído sus vertientes de agua entre las piedras y una tupida y añosa arboleda.

Pinchas - La Rioja
A 45 kilómetros de Sanagasta
Hermoso pueblo desbordante de frutales, hortalizas y nogales, Pinchas es un lugar donde los habitantes viven de sus cultivos y de la elaboración de productos en base a los frutos obtenidos de los mismos. Miel, dulces, frutas secas, son algunos de ellos. En tanto, un puesto ineludible de visitar es la casa de Doña Frescura, una tejedora con antepasados indígenas dedicada a la creación de tapices de paisajes norteños y arte rupestre, cestería fina, y mantas de llama y vicuña.
Otros atractivos relevantes son el Dique de Pinchas, el Algarrobo Histórico a cuya sombra descansara Manuel Belgrano, y la Iglesia de San Martín Arcángel.
Se ubica a 80Kms. de La Rioja Capital.

Pinchas, La Rioja
Chuquis - La Rioja
A 50 kilómetros de Sanagasta
Pueblo de origen indígena dedicado al cultivo del olivo y el nogal, Chuquis se desvía de la ruta que guía este camino sin dejar de constituir un encantador paraje de la Costa Riojana. En él se conserva la casa natal del Presbítero Dr. Pedro Ignacio de Castro Barros, quien fuera representante riojano en el Congreso de Tucumán de 1816, hoy convertida en un interesante museo.
Pero si existe un atractivo en este lugar, lo es el Complejo Rupestre “Piedra Pintada”, interesante hallazgo desbordante de historia y cultura. La cascada Yacurmana y un acogedor camping con piscina suman belleza y frescura a este pedacito de La Rioja.

Aminga - La Rioja
A 58 kilómetros de Sanagasta y a 87 de La Rioja Capital
Cabecera del Departamento de Castro Barros, y punto intermedio en este apasionante recorrido por la Costa Riojana, Aminga luce sus casonas antiguas, sus bodegas de vinos regionales, un magnífico camping donde distraerse en contacto con la naturaleza, y una granja solidaria dedicada a la elaboración de lácteos, embutidos y otros productos que servirán de alimento en los comedores comunitarios de la zona.
Quintas de naranjos, nogales y palmares suman atractivo a este pintoresco pueblo de La Rioja donde el visitante puede aprender las artes de la vendimia y la molienda.
Frente a la plaza principal, la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced conserva aún las ruinas de la capilla original. En tanto, cada 31 de diciembre, Aminga se viste de fiesta para celebrar el Tinkunako de gran colorido y despliegue.

Aminga, La Rioja
Anillaco - La Rioja
A 90 kilómetros de La Rioja Capital
Diferenciándose del resto de los poblados de la Costa Riojana, Anillaco luce sus calles asfaltadas, sus elegantes casonas, una hostería y un hotel. A la vera del camino de entrada, plantaciones de vid, olivo y frutales preludian las delicias artesanales que el visitante podrá degustar y adquirir en el pueblo: vinos exquisitos; variedad de dulces de membrillo, tomate y zapallo; alfajores de miel de caña; nueces confitadas; aceitunas; cebollitas en aceite; higos verdes en almíbar.
Entre sus atractivos destaca la majestuosa Iglesia de San Antonio, pero además, este paraje riojano es el camino conductor hacia el Señor de las Peñas, una formación natural que semeja el perfil de Jesucristo. Allí se concentran durante Semana Santa multitudes de fieles para rendirle homenaje.

Anillaco, La Rioja
Los Molinos - La Rioja
A 98 kilómetros de La Rioja Capital
Almendros, ciruelos, membrillos, olivos y nogales bordean los callejones de tierra de este pintoresco poblado erigido sobre la Ruta Nacional Nº 75.
Rico en tradiciones ancestrales, Los Molinos continúa celebrando las fiestas introducidas en el pasado, destacándose entre ellas el Carnaval de La Plaza por su colorido, alegría y creatividad.
Pueden admirarse en este paraje de la Costa Riojana, la Iglesia de San José originaria de 1895, y los restos de dos molinos harineros del Siglo XVIII conservados en la plaza.

Anjullón - La Rioja
A 100 kilómetros de La Rioja Capital
Tradicional punto de partida de diversos circuitos de travesías 4x4, motocross, trekking y cabalgatas, el pueblito de Anjullón duerme en su contradicción intrínseca de serenidad suprema y entretenida aventura.
Posee una de las iglesias más bellas de la provincia: la Iglesia de San Vicente Ferrer, originaria de 1896. En tanto, en la Gruta de la Virgen del Valle, los pobladores veneran la imagen cobijada entre dos enormes piedras desde 1955.
Otro de sus atractivos imperdibles es la Casa de la Cultura donde se albergan restos arqueológicos y documentos históricos, entre otras piezas de importancia.
Son de destacar los exquisitos quesos de cabra, alfajores y turrones producidos en la localidad.

San Pedro - La Rioja
A 110 kilómetros de La Rioja Capital
Oasis natural hacia el final del camino, este pueblito extiende ante la mirada de sus visitantes una espléndida panorámica de la zona costeña, mientras ostenta en sí mismo una magnífica iglesia construida en piedra cortada y trabajada por los lugareños, y acompañada por bellísimos paisajes.
San Pedro se ubica en cercanías a Santa Vera Cruz, y al límite con el Departamento de Arauco, brindando un bello término al circuito por la Costa Riojana.

Santa Vera Cruz - La Rioja
Aprox. a 3 kilómetros de San Pedro
Emplazada en medio de la montaña, esta villa constituye el punto final del recorrido por la Costa Riojana. Conserva en su territorio una magnífica y ocurrente construcción, conocida como “El Castillo” del ermitaño Dionisio, que ningún excursionista de este camino puede dejar de admirar.
Se ubica en Santa Vera Cruz una finca exclusiva donde disfrutar de todos los privilegios del turismo rural: tranquilidad, paisajes, sendas zigzagueantes por las cuales pasear, tareas de campo a realizar, habitaciones cuidadosamente diseñadas para el confort del huésped, aromas campestres, avistaje de aves y mucho más.
Una distinguida iglesia completa su atractivo.

Aimogasta
A 122 kilómetros de La Rioja Capital
Concentradora de maravillosos atractivos hacia los cuales dirige su mirada, Aimogasta, situada en el centro norte de la provincia de La Rioja, encabeza el Departamento Arauco brindando al turismo de la zona las comodidades que no encontrará en los poblados que la circundan.
Aimogasta se encuentra emplazada en las últimas estribaciones de la Sierra de Velazco, en un bolsón de clima árido donde los veranos se presentan muy calurosos y los inviernos benignos, y donde las escasas lluvias no empañan las vacaciones. Caracterizada por la actividad agrícola, toda la zona que lidera ostenta su riqueza en olivos, en tanto el Olivo Cuatricentenario gana el protagonismo con su historia y su presente otorgando a la ciudad el rango de Capital Nacional en lo que a su especie se refiere.
La industria basada en la olivicultura pinta un paisaje naturalmente imperdible que puede vislumbrarse en Aimogasta y en cada uno de los rincones del Departamento Arauco. Plantas de tratamiento de frutas, fábricas, fincas, bodegas completan el circuito productivo que en este pedacito de La Rioja perfila su crecimiento desde los cultivos.
Otros atractivos profundizan las bondades turísticas de Aimogasta cautivando desde sus alrededores a paseos diurnos. Entre ellos es ineludible mencionar la antigua iglesia de Udpinango; la Capilla del Justo Juez en Machigasta; el Parque Municipal de Los Nacimientos; la colorida quebrada ostentada por el Valle de Mazan; el aventurero Bañado de los Pantanos; y un poco más allá el espiritual Señor de la Peña.

Aimogasta, La Rioja




  Destacados de La Rioja
El Mirador Turismo Náutico
La Rioja Capital