Turismo en Laguna Blanca, Formosa, Argentina
Turismo Activo en Laguna Blanca, Formosa, Argentina
Con el aroma fresco y el sabor dulce de extensos cultivos de cítricos la localidad de Laguna Blanca recibe a los visitantes que llegan a este rincón formoseño. Sede de la Fiesta del Pomelo, cada año atrae a miles de visitantes que comparten las tradiciones y costumbres de la comunidad. Pero esta es sólo una de sus facetas…rodeada por encantadores paisajes invita a compartir experiencias inolvidables.

A escasa distancia del Parque Nacional Río Pilcomayo, se transforma en una excelente opción para quienes busquen el contacto con la naturaleza. Preparado para que el visitante lo disfrute en toda su extensión, cuenta con una zona recreativa con miradores y puentecitos, un camping y sanitarios. Desde allí parten dos senderos de interpretación.

El primero conduce a la majestuosa Laguna Blanca, un espejo de agua de 800 hectáreas al que se llega a través de rústicas pasarelas de madera. La gran variedad de aves harán inevitable un espectacular avistaje; para admirar de cerca toda la inmensidad de las transparentes aguas se puede navegar, siempre que sea sin motor; observar a los carpinchos y a las especies de yacaré promete ser una emocionante y aventurera opción.

El segundo sendero permite internarse en la frondosidad del monte formoseño, emprender una caminata y descubrir los diferentes estratos vegetales. Grandes árboles que compiten por la luz, entremezclados con frondosas enredaderas, forman este gran manto verde que se salpica con palmeras, esteros y muchas sorpresas más.

Interpretación de flora y fauna; recorridos paisajísticos; inolvidables atardeceres sobre la laguna, permitirán al visitante llevarse los mejores recuerdos de un paseo apasionante.




  Destacados de Formosa
Casa Grande
Apart Hotel